Argentina en la final

Saca a relucir su poder de adaptación y espera por Francia o Marruecos

Argentina saca a relucir su poder de adaptación para instalarse en la final

Messi brillante y un partido consagratorio de Julián Álvarez

La Albiceleste se puso al frente de la mano de su capitán, que facturó de penal. A los pocos minutos, el ex delantero de River Plate anotó de arremetida para el segundo tanto. En el complemento, tras una gran acción individual del 10, volvió a anotar el joven atacante del Manchester City.

El próximo domingo, el equipo de Scaloni espera por Francia o Marruecos en la definiciónCuatro abajo. Cinco abajo. Con Di María en cancha. Sin Di María en cancha. Con cuatro mediocampistas y dos puntas. Con tres y tres. De cualquier forma, Argentina avanza en Qatar 2022 y ya es finalista de la Copa Mundial.

El arquero argentino celebra el triunfo (REUTERS/Dylan Martinez)

Apenas se supo la formación albiceleste en la previa del encuentro ante Croacia, con Leandro Paredes para contrarrestar a la imponente mitad de cancha croata liderada por Luka Modric, un aspecto curioso se puso en evidencia: Lionel Scaloni confiaba nuevamente en un once inédito.

Mac Allister volvió a ser importante en la selección argentina (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

El conjunto argentino llegó a la cita mundialista con un equipo que por momentos salía de memoria, con cuatro defensores probados como Molina, Romero, Otamendi y Acuña. Un mediocampo de marca y juego: Paredes, Lo Celso y De Paul. Y una delantera de gol y gambeta conformada por Messi, Di María y Lautaro Martínez.

Lionel Messi alcanzó a Batistuta como máximo goleador argentino en Mundiales (Reuters)

Sin embargo, diferentes circunstancias, como la lesión de Giovani Lo Celso antes del Mundial, hicieron que el técnico argentino tuviera que cambiar el equipo ante Arabia Saudita. Con el correr de los partidos, mientras tanto, se conoció una nueva faceta de la Albiceleste: la de un equipo camaleónico que se adapta perfectamente a cada situación y a cualquier rival.

Messi festeja el tercer gol de Argentina (REUTERS/Molly Darlington)

Tras el paso en falso en el debut, en donde Scaloni se decantó por el Papu Gómez para reemplazar a Lo Celso y Tagliafico jugó por un tocado Acuña, el DT entendió que necesitaba mover fichas para encontrar más solidez.

Julián Álvarez ya anotó su segundo gol ante Croacia (REUTERS/Molly Darlington)

Contra México, fue el turno de Lisandro Martínez en defensa y de Mac Allister en la mitad de la cancha. Dos cambios que marcaron una situación clave: en los Mundiales lo que más importa es el presente que atraviesa cada futbolista. Para reforzar esa idea, Julián Álvarez ingresó en el complemento y desde entonces no salió más del once titular.

Paredes fue el primer cambio en Argentina (REUTERS/Molly Darlington)

La Argentina se sacó toda la presión en el segundo partido y comenzó a mostrar su mejor fútbol en sus próximas presentaciones. Contra Polonia, fue el turno de Enzo Fernández de hacer su presentación como titular, tras el golazo ante México. El ex River, con un primer pase fenomenal, volvió a ser decisivo, y también se ganó su lugar.

Messi, siempre con la pelota (REUTERS/Carl Recine)

La lesión de Di María fue un duro golpe para la Albiceleste antes del encuentro de octavos ante Australia. El jugador de Juventus venía siendo una de las grandes figuras del Mundial. Pero el que estaba tranquilo era Scaloni, que sabía que cualquier suplente iba a estar listo para compensar la baja del zurdo.

Los croatas van en la búsqueda del descuento (REUTERS/Lee Smith)

El Papu Gómez fue nuevamente el elegido y Argentina respondió con uno de sus mejores encuentros. Sin embargo, en el horizonte aparecía un rival aun más complicado: la Selección de los Países Bajos.

Rodrigo De Paul y un intento de remate al arco en el primer tiempo (REUTERS/Dylan Martinez)

¿Qué hizo Scaloni? Otra vez cambió el esquema, con cinco defensores, tres mediocampistas y dos delanteros. La apuesta le salió casi perfecta al DT, pese a que el combinado albiceleste terminó sufriendo por un par de jugadas aisladas en el final, y tuvo que acudir a Dibu Martínez en los penales.

Los dos goleadores, de festejo (REUTERS/Carl Recine)

Mientras tanto, este martes, en las semis, Argentina volvió a mandar a la cancha un equipo inédito, pero otra vez hubo respuesta en los futbolistas, nunca dudas. Es que pueden cambiar los intérpretes, pero el hambre del equipo se mantiene.

El ex jugador de River Plate puso el 2-0 (REUTERS/Carl Recine)

Tagliafico reemplazó a un Acuña suspendido y demostró que no solo es un tremendo defensor, sino que también tiene mucho para aportar en ataque. Paredes se paró de cinco y volvió a ser el de antes. Mientras tanto, Julián Álvarez extendió su brillante momento con un doblete.

Messi ya frotó la lámpara para poner el 1-0 en favor de la Selección (REUTERS/Kai Pfaffenbach)

Hay algo que no se puede soslayar: Argentina ha utilizado un equipo diferente en cada partido, pero Lionel Messi está siempre dentro de los once. El 10 marcó y asistió ante Croacia, y luego festejó con sus compañeros – titulares y suplentes – el pasaje a la final.

Soccer Football - FIFA World Cup Qatar 2022 - Semi Final - Argentina v Croatia - Lusail Stadium, Lusail, Qatar - December 13, 2022 Argentina's Julian Alvarez in action with Croatia's Marcelo Brozovic REUTERS/Kai Pfaffenbach

Son muchísimas las virtudes que ha exhibido la Selección argentina a lo largo de la Copa del Mundo, pero la que se desprendió del encuentro ante Croacia es que Scaloni cuenta con un grupo de jugadores excepcionales que les gusta jugar juntos y que se saben adaptar a cualquier situación. La selección argentina durante el himno ante Croacia (REUTERS/Paul Childs)Y como si fuese poco, todos se sienten importantes en su rol.

 

 

Enzo Fernández tuvo el primer intento para Argentina (REUTERS/Molly Darlington)

Otamendi y Romero chocaron sus cabezas (REUTERS/Paul Childs)

El capitán argentino reclamó una falta cerca del área (REUTERS/Paul Childs)

Modric y Perisic hablan con Orsato (REUTERS/Molly Darlington)

Luka Modric y Enzo Fernández luchan por el balón (REUTERS/Dylan Martinez)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.