Brasil: desbaratan un presunto intento de golpe de Estado contra Lula

El Supremo Tribunal Federal, Corte Suprema de Brasil, ordenó más de 100 allanamientos en el marco de una investigación por un presunto plan para llevar adelante un golpe de Estado contra la asunción de Luiz Inácio Lula Da Silva, el 1° de enero de 2023.Detuvieron a un empresario bolsonarista por defender un golpe de Estado  contra Lula

Como resultado de estos procedimientos, este jueves fueron detenidas cuatro personas de Espírito Santo identificadas como seguidores del presidente saliente, Jair Bolsonaro. Pertenecen a un movimiento que desconoce el triunfo de Lula y viene exigiendo en las calles la intervención de las fuerzas armadas.

El operativo, ordenado por Alexandre de Moraes, titular de la Corte electoral y miembro del Supremo Tribunal Federal, quien viene siguiendo los actos antidemocráticos de diversos grupos de extrema derecha desde 2021. Los allanamientos fueron llevados adelante por la Policía Federal, cuya sede en Brasilia fue atacada esta semana por militantes bolsonaristas.

 

La Policía allanó las casas y oficinas de empresarios del sector de los agronegocios y camioneros, dos de los sectores más duros en el rechazo a Lula, tanto en Brasilia como Acre, Amazonas, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Paraná y Santa Catarina, donde Bolsonaro tiene una gran influencia.

 

El foco de las pesquisas estuvo puesto en personas vinculadas al financiamiento de estos grupos y también a su ejecución. Entre los actos antidemocráticos investigados se cuentan bloqueos a rutas, actos de vandalismo, amenazas e incluso el “atentado contra la Constitución”, al pedir la anulación de los comicios tras la derrota de Bolsonaro en segunda vuelta.Brasil desplegó megaoperativo por acciones antidemocráticas contra Lula -  Diario Hoy En la noticia

Como parte de esas causas, el magistrado ya había ordenado congelar las cuentas de 43 empresarios sospechados de financiar a esos grupos y de brindarles lo necesario para la logística de movilización.

En este contexto, existe preocupación tanto por la seguridad de Lula como la del masivo acto que se espera el 1° de enero, cuando Lula asuma su tercer mandato como presidente. Flavio Dino, ya elegido como próximo ministro de Justicia, garantizó que la ceremonia de traspaso de mando estará resguardada de posibles actos del bolsonarismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.