Nuevo brote de Covid en China obliga a cerrar Disney Shangái y frena la producción de iPhone

Según lo informó la agencia Reuters, el nuevo brote de COVID-19 a lo largo de toda China y las estrictas restricciones impuestas por el Gobierno de Xi Jinping, forzaron al cierre temporal de todo el complejo de Disney en Shangái y una caída en la producción de los teléfonos iPhone por parte de Apple, que podría llegar a ser del 30%.

El incremento en el número de casos en diversas regiones activó nuevamente la política de duros confinamientos, parte del plan “cero contagios” impulsado por el Ejecutivo, con foco en las grandes ciudades. Estas medidas están teniendo cada vez mayor impacto económico, e inclusive los datos difundidos este lunes muestran una caída en la producción en fábricas durante octubre, producto también de la caída global de la demanda por la crisis.

Zichun Huang, economista de Capital Economics, escribió un análisis en el que sostiene: «Sin que se vea un fin a la política de ‘cero contagios’, creemos que la economía continuará teniendo dificultades hacia 2023«. De hecho, Xi la ratificó durante el último congreso del Partido Comunista Chino.

No esperamos que la política de ‘cero contagios’ se abandone hasta 2024, lo que significa que las interrupciones por el virus mantendrán la actividad presencial de los servicios atenuada, agregó Huang.

Una de las fábricas paralizadas por estas restricciones es la planta de Apple en Foxconn, en la ciudad de Zhengzhou, donde trabajan unos 200.000 empleados desarrollando los famosos iPhone. Fuentes que siguen de cerca el asunto le confiaron a Reuters que la producción de esa planta podría caer un 30%. Por lo tanto, la empresa estaría analizando trasladar parte de la producción a Shenzhen. Vale señalar que Apple acaba de anunciar que mudará sus plantas chinas a India, para quedar al margen de la guerra comercial y de ciberseguridad entre China y EEUU.

Mientras tanto, Disney Resort Shangái decidió cerrar sus puertas temporalmente y lo anunció este lunes, como parte de las medidas de prevención impuestas por el Gobierno. De hecho, todos los visitantes que se encontraban allí deberán permanecer en el parque hasta obtener un test negativo.

Una serie de videos en la red social Weibo mostraban a la gente corriendo hacia la puerta para tratar de salir, ante el cierre intempestivo de las puertas, pero también corridas en los centros comerciales de la ciudad y de otras localidades para tratar de huir de un potencial confinamiento forzado.

La semana pasada, quien había tenido que cerrar sus puertas tras un caso positivo fue Universal Resort Pekín, pero este lunes decidió su reapertura.

En toda China continental, los casos llegaron a 2.898 este domingo; fue el segundo día por encima de los 2.000 diarios, cifras sumamente bajas para la media mundial y para una población como la de ese país. Pese a ello, las restricciones volvieron a aplicarse en ciudades como Datong, Xining, Nankín, Xi’an, Zhengzhou y Wuhan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.