En este distrito, los servicios del Hospital Juan Cirilo Sanguinetti son utilizados por muchos de los vecinos de menores recursos, quienes hicieron conocer sus reclamos por no poder utilizar el mamógrafo, ya que debieron trasladarse a centros médicos lejanos porque desde la Secretaría de Salud señalaron que “no se conseguía el repuesto

Muchas pacientes hicieron conocer el tema por redes sociales y algunas enviaron cartas a los medios locales. "Estoy indignada y me siento desamparada por no poder acceder a los beneficios del hospital, tengo una patología mamaria, estoy desocupada y debo realizarme una mamografía”, aseguró a El Diario de Pilar una mujer identificada como Gry Lemon. Otros vecinos denunciaron que “debemos viajar hasta el hospital de San Fernando para hacernos los estudios”, luego que se cancelaron los turnos y que la única respuesta que escucharon fue un lacónico: “Está roto y no conseguimos el repuesto”. Esta situación que paraliza el servicio hace casi cuatro meses, llevó a que la titular del área sanitaria local, Mariela Paz, confirmara esta situación explicando que “el problema es porque se quemó una plaqueta electrónica que brinda el funcionamiento del brazo de la máquina, y por ello no se podía hacer el estudio con exactitud. Se estaban haciendo con las pacientes sentadas y además de que era muy incómodo, no era lo correcto, algunas de ellas eran altas y la verdad que no se podía, por eso se decidió cancelar todos los turnos”, explicó. La funcionaria de Ducoté reconoció que el mamógrafo se rompió el pasado 18 de mayo y no funcionó durante unos tres meses, pero insistió que desde mediados de agosto ya está haciéndolo con normalidad. Pese a esta afirmación, las pacientes insistieron en que desde fines de agosto, intentan en vano conseguir turnos, y los empleados les comunican que todavía no está en funcionamiento.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »