La fábrica textil ubicada en Pellegrini 1655, en la zona sur del distrito, se dedicaba desde hace más de 40 años a la confección de ropa infantil. Cuando los últimos 14 trabajadores se presentaron a iniciar sus tareas, encontraron la fábrica cerrada y los empresarios ausentes


Aunque ninguno de los empleados recibió notificación alguna, los inescrupulosos empresarios cerraron las persianas y no responden el teléfono. Como medida de reclamo los trabajadores, acompañados de los representantes gremiales, permanecen en la puerta de la fábrica con el objetivo de conservar la fuente de trabajo. Hay que recordar que en el mes de julio, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza que declaraba la Emergencia Productiva y Comercial en el distrito, y mediante esta norma se les daba a las PYMES una serie de herramientas para enfrentar la crisis como por ejemplo facilidades de pago en el impuesto municipal, rebajas en el canon de habilitación y un margen de prioridad a empresas del distrito en las contrataciones que realiza el Municipio Por una decisión política contraria al sentido de lo opinado por los representantes de distintos bloques, el intendente Ramiro Tagliaferro vetó esa ordenanza, dejándola sin efecto argumentando que “ese tipo de Legislaciones produce importantes daños a la economía de la Municipalidad”. Como siempre hay funcionarios que parecen creerse los dueños de los vecinos y gestionan de espaldas a quienes trabajan todos los días.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »