Martes 22 de Septiembre de 2020

Hoy es Martes 22 de Septiembre de 2020 y son las 22:06 ULTIMOS TITULOS:

  • 14.1º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

DEPORTES

3 de septiembre de 2020

River disolvió su burbuja y ahora los jugadores irán a entrenarse desde sus casas

No llegó a entrar en un punto de alta ebullición como sucedió en la de Boca, pero el riesgo existió igual luego de que el entrenador de arqueros Adrián Olivieri diera positivo de coronavirus la semana pasada. Entonces, la "burbuja" de River se disolvió después de que toda la delegación se hiciera dos hisopados, uno el lunes y otro el miércoles, y todos los resultados, en ambas pruebas, dieran negativo.

Así lo determinó el técnico, el miércoles a última hora de la noche, cuando llegaron los resultados de los testeos PCR que se habían hecho en las primeras horas de la tarde de ese día. La decisión ya estaba tomada de antemano. El médico principal del plantel, Pedro Hansing, se había comunicado con infectólogos especialistas y le recomendaron que toda la delegación dejara el Holiday Inn.

River retomará entonces el esquema inicial y recién volverá a concentrarse en la previa al partido contra San Pablo por la Copa Libertadores, aunque aún no se determinó con cuántos días de anticipación. No serían más de tres. Eso sí: antes de volver a convivir, serán todos nuevamente hisopados.   

Después del entrenamiento de este jueves por la mañana en el predio de Ezeiza, donde los futbolistas realizaron ejercicios físicos-técnicos, se subieron a sus autos sin cambiarse y volvieron a sus domicilios. En las prácticas del viernes y el sábado volverán a la rutina inicial. De casa al predio y del predio a casa. Y se entrenarán en grupos como sucedió en las primeras dos semanas de trabajo, desde el 10 al 24 de agosto, antes de que empezaran a concentrarse en el Holiday Inn. Este viernes, por caso, la práctica será en el River Camp en dos grupos: uno arrancará a las 9.30 y el otro a las 10.30.

Mientras duró la burbuja, los integrantes de la delegación no compartieron las habitaciones, no utilizaron vestuarios ni en el hotel ni en el predio, todos se cambiaron y bañaron en sus respectivos cuartos, que eran individuales, y se tomaron estrictas medidas de prevención en los espacios comunes. Además, todos estaban obligados a circular con barbijo.

Las mesas, al momento de las comidas, se preparaban para cuatro personas en uno de los salones del hotel para respetar la distancia social de aproximadamente dos metros. Cuando se detectó el positivo de Olivieri, eso se modificó. Los empleados del hotel le llevaban a cada uno las comidas a las habitaciones y se la dejaban en la puerta. Así, se evitó cualquier contacto directo con el personal del Holiday Inn.

Antes de que se realizaran los hisopados del lunes, los entrenamientos se llevaron a cabo en un corredor sanitario seguro, de modo individual para evitar contactos. Cuando autorizaron a los jugadores a volver al predio el martes -ya con los negativos confirmados en los testeos del día anterior-, a la hora de viajar de Ciudad Evita a Ezeiza para recorrer los 9 kilómetros que separan al Holiday Inn del RiverCamp, los futbolistas lo hacían divididos en grupos: uno de ellos se trasladaba con el micro del plantel, mientras que los otros dos se movían en dos combis.

Ahora, todo vuelve al principio. Aunque con trabajo acumulado para que el equipo llegue de la mejor manera posible a la reanudación de la Copa Libertadores.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »