El conflicto se desató por el despido de delegados, a lo que se sumaron reclamos de aumentos de salarios.


El segundo día de paro se cumple hoy con más de 60 líneas afectadas como consecuencia de una disputa interna en el sindicato Unión Tranviarios Automotor (UTA) que afecta al servicio de colectivos de la empresa DOTA en Buenos Aires y su conurbano.

El conflicto se desató por el despido de delegados, a lo que se sumaron reclamos de aumentos de salarios.

Algunas de las líneas paralizadas son la 5, 6, 7, 8, 9, 20, 21, 23, 24, 25, 28, 31, 44, 50, 51, 56, 57, 74, 76, 78, 79, 84, 87, 91, 99, 100, 101, 106, 107, 108, 111, 115, 117, 127, 134, 135, 146, 150, 161, 164, 168, 177 y 188.

Dentro de las líneas provinciales, no prestan servicio las siguientes: 256, 263, 271, 299, 370, 373, 384, 385, 388, 403, 405, 421, 429 y 435.

En el ámbito municipal, la 503 San Vicente, la 541 Almirante Brown, la 520 Lanús y la 570 Avellaneda tampoco están operativas. Grupo Dota es la empresa más grande de colectivos urbanos e interurbanos del país.

La medida la llevan adelante trabajadores de DOTA junto a los de otras empresas satélites.

El conflicto cobró visos violentos en la tarde del lunes, cuando un grupo de sindicalistas opositores a la actual conducción de la UTA, a cargo de Roberto Fernández, tomó por la fuerza la sede del sindicato en un enfrentamientos que derivaron en un detenido y un herido.
 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »