El ataque fue realizado por un grupo de personas fuertemente armadas que irrumpieron a los tiros en el palacio municipal de Villa Unión, lugar custodiado por las fuerzas de seguridad que también abrieron fuego.

Los fuertes enfrentamientos armados entre sicarios y fuerzas de seguridad ocurridos el fin de semana en el norteño estado mexicano de Coahuila dejó un saldo de 22 muertos y la detención de al menos dos presuntos responsables, informaron este lunes fuentes oficiales.

"En el transcurso de la noche se actualizó (la cifra). Son 16 delincuentes abatidos, 2 civiles y 4 policías del estado. El mismo sábado se rescataron a 4 menores y a 2 cazadores" dijo en entrevista con una radio local el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme.

Además, indicó que en las últimas horas se decomisaron 17 vehículos blindados, 4 de ellos con artillería pesada, además de que se encontraron 18 armas largas y miles de cartuchos.

Con esta cifra actualizada, se confirmó que finalmente los dos ciudadanos estadounidenses que estaban cazando en el rancho La Rosita fueron liberados, tras información en medios locales que apuntaba a que habían fallecido.

El tiroteo ocurrió el sábado e inicialmente se reportó la muerte de 14 personas en un brutal choque entre sicarios y fuerzas de seguridad estatales en el pequeño municipio de Villa Unión, en Coahuila, donde se atacó el palacio municipal dejando la fachada repleta de balazos.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »