La sorpresiva eliminación de Boca a manos de Almagro echó por tierra la chance de un nuevo cruce con River por los cuartos de final.

Después de las últimas eliminatorias coperas entre Boca y River, y sobre todo de la final de la pasada Libertadores, pareciera que la chance latente de un nuevo cruce superclásico insiste en sobrevolar el horizonte de ambos equipos. Pero hoy, por el trago amargo que le tocó beber al Xeneize ante Almagro, unas de esas posibilidades se esfumó.

  Después del triunfo por los 16avos de final de la Copa Argentina 2019, es el Tricolor el que espera rival entre Banfield y Talleres y el que, de superar esa instancia, se las verá en cuartos de final con el vencedor entre el Millonario y Godoy Cruz.

 

 

De todas maneras, sigue firme la otra gran oportunidad de un nuevo clásico: el de las semifinales de la Copa Libertadores 2019, en el caso de que Boca supere a Liga de Quito de Ecuador y River a Cerro Porteño de Paraguay.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »