En Merlo, el Frente de Todos superaba el 60% y le sacaba más de 40 puntos de ventaja al macrismo.

Cuando todavía muy pocos se animaban a anticipar porcentajes, desde el peronismo de Merlo salieron a festejar lo que definieron como "un contundente triunfo". Y lo que más resaltaban era la amplia ventaja sobre Juntos por el Cambio, superior a los 40 puntos.

Unas horas más tarde, cuando comenzaron a conocerse los demorados cómputos oficiales, el Frente de Todos marcaba algo más de un 60% y la boleta macrista, apenas pasaba el 18%.

Así, la lista que encabezó Mauricio Macri quedó en un lejano segundo lugar, muy por detrás de la fórmula de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner. Un dato más: obtuvo diez puntos menos de lo que había logrado en las legislativas de 2017. Un pronunciado retroceso en apenas dos años.

Fuentes cercanas al jefe comunal calificaron de "pueblazo contra Macri y a favor de la gente" el resultado de las PASO en el distrito. Se entusiasmaban al evaluar el apoyo a la formula Fernández-Fernández como "histórico" y a la vez remarcaban que el resultado local refrendó al actual intendente.

Menéndez llegaba confiado al ensayo de las Primarias en el municipio que gobierna desde 2015, cuando destronó en una interna al histórico caudillo Raúl Othacehé. Pero pese al apoyo del kirchnerismo, no pudo evitar la inscripción de las dos listas que anotaron para hacerle frente en las PASO; una liderada nada menos que por su antecesor en el municipio y la otra, de Jorge Sartori.

 

En un primer momento, la Junta Electoral del PJ bonaerense había bajado a ambas. Pero tanto la boleta del histórico "Vasco" como la de Sartori lograron sobre el final un aval de la Justicia y pudieron participar.

De todos modos, el alcalde de Merlo tuvo la ventaja de ser el único que iría "colgado" de los Fernández y de Kicillof, porque sus dos competidores internos compitieron con la boleta corta.

Menéndez no veía amenazado su camino hacia una reelección, pero en su entorno la preocupación era que Othacehé colar a su hijo Pablo en la lista de concejales del Frente de Todos de cara a octubre. Pero al "Vasco" no le alcanzaba: orillaba un honroso 20% de los votos del frente peronista, pero quedaba a cinco puntos de romper el piso necesario para que su primer concejal llegara a las generales.

Por el lado del macrismo local, el concejal David Zencich desplazaba en la interna a Juan Gómez Centurión, hijo del precandidato presidencial del Frente NOS.

En el espacio de Roberto Lavagna, que con tres listas internas totalizaba casi un 14%, se imponía el panadero Gerardo Martino, quien llevó como primer concejal a Federico de Arma, hijo del ex senador provincial de la UCR Manuel de Arma, que en 2001 se quemó a lo bonzo para denunciar la persecución de Othacehé.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »