Los intendentes peronistas del GBA lograron, en su amplia mayoría, evitar rivales internos para estas PASO. Pero hubo una excepción: en Moreno, el intendente Walter Festa afrontó una inusual contienda contra otros seis candidatos del espacio. Y le sucedió lo peor: perdía la posibilidad de buscar en octubre su reelección.

Mariel Fernández, referente del Movimiento Evita apuntalada por Máximo Kirchner, le sacaba al alcalde otrora camporista seis puntos de ventaja cuando ya se habían contabilizado más del 61% de las mesas del poblado distrito del Oeste, que tiene 365.106 electores

En tercer lugar y a apenas un punto y medio de Festa se ubicaba Damián Contreras, el massista que ganó las legislativas de 2013 y fue primer candidato a concejal del Frente Renovador en 2017; y que ahora se acopló al Frente de Todos y también desafiaba al jefe comunal. 

 

En un territorio que el peronismo gobierna desde siempre, el triunfo en la interna prácticamente le aseguraba la reelección al intendente. Pero no pudo ser. 

Hay una paradoja: al perder las PASO contra Fernández (todo un apellido) Festa resulta víctima de una estrategia que, hace cuatro años, le permitió acceder al cargo. Por entonces, el kirchnerismo duro le habilitó una lista con la que en las Primarias destronó a su antecesor Mariano West, para luego imponerse en las generales.

Aquella victoria en medio del retroceso del PJ y la derrota contra María Eugenia Vidal en la Provincia, lo dejó bien posicionado puertas adentro del peronismo. Pero ese capital se le fue licuando por algunas grietas de su gestión en un municipio complejo y con vastas zonas postergadas.

Llegado el momento de definir el armado K en el GBA para 2019, Máximo argumentó ahora que según los sondeos, Festa no garantizaba el volumen de votos esperable en un distrito muy poblado y de tradición peronista. Y habilitó la competencia interna.

El Intendente tomó ese gesto con enojo, y durante los días previos al cierre de listas batalló duro para revertir la decisión. Cuando entendió que no tendría éxito, y ya fuertemente enemistado con el hijo de la ex presidenta, ideó otra estrategia: les abrió el juego a otros dirigentes locales del PJ para que participaran de la pelea interna, como un modo de diseminar el voto de la rival que le instalaron desde el Instituto Patria y que finalmente lo vencería.

En una primera instancia, además de él se anotaron otros 10 candidatos a intendente. Luego del filtro de la Junta Electoral Partidaria se redujeron a los seis que este domingo lo enfrentaron en las PASO: además de Fernández y el massista Contreras, compitieron Cintia González, Teodoro Vera Chávez, Jorge Correa y José Luis Barreiro. Entre todos le sumaron a Alberto Fernández y Axel Kicillof, y le restaron a Festa, que en la noche del domingo era uno de los pocos peronistas del Conurbano que no tenían nada que festejar. 

Fuente Clarin

Reportes de Mesas:
Habilitadas: 1022
Computadas: 1009 (98,72%)
74,90% Participación
250.865 de 334.915 electores de mesas computadas
  • FRENTE DE TODOS   155.607 62,50%
  • CELESTE Y BLANCA - 14 - Melina Fernandez   38.655 24,84%
  • CELESTE Y BLANCA - 2 - Walter Festa   29.617 19,03%
  • CELESTE Y BLANCA - 10 - Damián Raúl Contreras   26.354 16,93%
  • CELESTE Y BLANCA - 4 - Jorge Correa   25.091 16,12%
  • CELESTE Y BLANCA - 8 - Teodoro Vera   14.851 9,54%
  • CELESTE Y BLANCA - 6 - Cintia Gonzalez   10.929 7,02%
  • CELESTE Y BLANCA - 12 - Jose Barreiro   10.110 6,49%
  • JUNTOS POR EL CAMBIO   49.095 19,71%
  • 1A - AMARILLO - Anibal Asseff   49.095 100,00%
 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »