El argentino Gustavo Fernández aseguró hoy que “ganar Wimbledon es una absoluta locura”, tras consagrarse campeón en tenis adaptado, refirió sentirse “completamente desbordado” de emoción y admitió “no entender lo que pasa”.


"Espero poder disfrutarlo cuando pase la adrenalina”, agregó Fernández en rueda de prensa en el mítico escenario londinense.

Ganador de los tres Grand Slam del año, el cordobés señaló que la victoria “significa mucho y es difícil expresarlo con palabras”.

Las dos finales perdidas en Wimbledon en 2017 y 2018 “estuvieron siempre en la cabeza, sería de necio negarlas, pero sirvieron porque con la experiencia se aprende”.

En cuanto al desarrollo de la final ante el japonés Shingo Kunieda, al que venció por 4-6, 6-3 y 6-2, el “Lobito” contó: “No estaba jugando mal pero no le estaba pegando firme, él jugó mejor el primer set pero ya al final del parcial cambié y empecé a utilizar mi revés para lastimar y a partir de ahí vino el resto”.

“Estuvo claro que sentí nervios, pero la idea era poder controlarlos y pasó por enfocarme”, completó Fernández, que volverá esta semana a ser número uno del mundo.

 

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »