El presidente de Brasil dijo que "no" quiere que, ante un eventual cambio de gobierno, "Argentina siga la línea de Venezuela", y anticipó un posible "roce" con el país en caso de que Alberto Fernández gane las elecciones.


"El candidato de Cristina Kirchner dijo que revisaría (el acuerdo) Mercosur-Unión Europea. Y eso trae problemas económicos para Brasil, para Argentina, para Uruguay y para Paraguay. Estamos enfocados en la economía. Un gobierno con la economía débil no se sustenta", analizó el mandatario del país vecino en una entrevista con el diario Clarín publicada este domingo.

En ese sentido, añadió: "Yo no quiero que Argentina siga la línea de Venezuela. Por eso aliento la reelección de Macri, la verdad aliento apenas que Cristina Kirchner no vuelva al poder, sabiendo y teniendo conciencia que yo no voy a interferir políticamente en otro país".

Consultado sobre la visita del candidato presidencial del Frente de Todos al ex mandatario Luiz Inácio Lula Da Silva en la prisión donde cumple una condena, Bolsonaro dijo que Alberto Fernández "demuestra un completo desconocimiento de lo que ocurre en Brasil" ya que "el PT (Partido de los Trabajadores) tenía un proyecto de poder, y para eso asaltó las empresas estatales".

"El candidato de Cristina Kirchner no conoce la realidad brasileña. Aquí confiamos en nuestras instituciones. Lula fue condenado en tres instancias. Espero que Argentina reflexione mucho sobre esa visita a Lula de su candidato, así como en especial sobre el acuerdo que él quiere revisar", remarcó el presidente brasileño.

Asimismo, advirtió: "Tengo la convicción de que, por las declaraciones del candidato de Cristina Kirchner, de revisar el (acuerdo) Mercosur (Unión Europea) y visitar aquí en Brasil un presidiario condenado por la justicia en tres instancias, es una señal que podemos tener un roce con Argentina que no queremos tener".

Preguntado sobre si Cristina Fernández de Kirchner debería estar detenida en el marco de las causas por las cuales está procesada, Bolsonaro contestó: 'Si ella será presa o no quien debe decidirlo es la justicia de Argentina. Nuestra justicia aquí trabajó muy bien y el combate a la corrupción tiene que ser efectivo en cualquier país que quiere ser democrático, que cuide su libertad y que quiera tener la confianza del mundo".

"Aquí tenemos un ex presidente preso, juzgado a mi entender de forma independiente, y quizás sirva eso de ejemplo para otros políticos que pretendieron o pretendan tener una vida al margen de la ley, como Lula y su gabinete de ministros casi de forma general", agregó.

En ese marco, concluyó: "Sufrimos mucho la corrupción. Una de las cosas que más perdimos fue la credibilidad. Tengo la seguridad de que Macri y yo en la charla que tuvimos en (la cumbre del G20 de) Osaka lo que pretendemos en gran parte es recuperar la confianza de otros países para nuestros países".

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »