Lunes 18 de Enero de 2021

Hoy es Lunes 18 de Enero de 2021 y son las 01:24 ULTIMOS TITULOS:

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLíTICA

8 de abril de 2019

El triunfo de Carreras El kirchnerismo y el peronismo ya cruzan facturas por la derrota en Río Negro

A Soria le critican un manejo “sectario” de la campaña y haber nacionalizado su discurso.

La derrota de Martín Soria hizo entrar en ebullición al peronismo y al kirchnerismo de la provincia, que ya salió a cuestionar su liderazgo en el PJ rionegrino, su estrategia de campaña y hasta su alianza con la senadora Madgalena Odarda.

La ex "lilita" fue la candidata a vicegobernadora de Soria. Peronistas que fueron legisladores provinciales en simultáneo con Odarda siguen atragantados con su elección como compañera de fórmula: la recuerdan como "la más feroz critica" de Cristina Kirchner.

Es más: plantean que por estar identificada tan fuerte con el antikirchnerismo, debe haber "sumado cero" al FpV en la elección de este domingo.

Hay diferentes sectores que esperaban con el cuchillo y el tenedor la derrota de Soria. Aunque siempre habló de que el PJ estaba unido bajo su liderazgo, eso es falso: afuera de su esquema hay varios peso pesados, como los senadores Miguel Pichetto -¿a quién habrá votado este domingo en Sierra Grande?- y Silvina García Larraburu, que tiene una fuerte presencia territorial en Bariloche, la principal ciudad de la provincia, e integra el bloque de Cristina Kirchner en el Senado.

“Pasó lo que todos imaginábamos y los resultados son la consecuencia de un proyecto sectario, autoritario y carente de contenido”, dijo García Larraburu cuando la derrota se volvió irreversible. "La familia Soria ignoró a los referentes más importantes de la provincia, compañeros e intendentes peronistas y líderes territoriales fundamentales de sus comunidades" .

Tampoco el diputado camporista Martín Doñate fue integrado a la campaña de Soria ni algunos intendentes peronistas de localidades provinciales como Pomona, Campo Grande y Catriel.

Este domingo Doñate tuiteó: "Es muy triste y doloroso esta derrota para quienes somos parte del FPV. Invito a evaluarla con mucha templanza y responsabilidad. Es una durísima frustración que debe dejarnos una enseñanza y, a partir de ella, reconstruir la victoria de octubre en cada municipio".

Doñate agregó: "Debemos construir nuevos liderazgos en Rio Negro No existen los nombres o apellidos salvadores. A ponerse de pie y a devolverle el triunfo y alegría a nuestro movimiento nacional.

Consultado por Clarín, completó: "Hay que evitar hacer leña del árbol caído para reconstruir al peronismo".

Otro referente del PJ enfrentado a Soria sostuvo: "Se vendió como candidato K pero en realidad solo cerró con agrupaciones kirchneristas con poca presencia territorial, como Nuevo Encuentro, Kolina y el Movimiento Evita".

En 2015, tras perder la carrera por la gobernación de la provincia, Miguel Pichetto se alejó por decisión propia de la pelea partidaria local. Este domingo un dirigente peronista apuntó: "Vamos a ver qué actitud tiene ahora Soria. Pichetto entregó la llave del partido de inmediato".

"Fue sectario y soberbio. Se la creyó", dijo a Clarín este domingo un dirigente del PJ que tampoco estuvo incluido en el esquema de Soria. "Primero pensé que debía tener un problema personal conmigo, después me di cuenta de que no, que solo se había rodeado de sus amigos y obsecuentes", agregó.

Con la elección de Odarda desde sectores del peronismo también se lo cuestiona a Soria por llevar a un hijo de ella en la lista de diputados provinciales y por haber "odardizado" su propuesta electoral, es decir haber hecho eje en cuestiones ambientalistas como la oposición a la minería, el fracking y la instalación de una central nuclear en la provincia.

Si Soria se engolosinó con los 11 puntos que Odarda cosechó en la elección de 2017, se equivocó. De la elección de este domingo queda claro que esos votos no fueron al FpV sino que se dispersaron.

En sectores alineados con Cristina en la provincia aseguran que la ex presidenta fue avisada con anticipación de que era improbable que Soria ganase la gobernación y que por eso no se involucró en el tramo final de la campaña. 

"Acá el único responsable del fracaso fue él. No va a poder culpar a nadie de su derrota. Y encima perdió con Arabela Carreras, el muleto de Alberto Weretilneck que casi nadie conocía", sostuvieron dirigentes del PJ.

Aunque sin mencionar en concreto a Soria, la senadora Silvina García Larraburu pareció referirse a él. Dijo este domingo al votar: "Se discute en los tribunales y esto es un drama para la política. Tenemos que tener altura, dar un debate con inteligencia. La violencia, la judicialización o los slogans vacíos de contenidono ayudan a modificar la realidad de la gente que es dramática“.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!