Viernes 10 de Julio de 2020

  • 8.7º
  • Nubes y sol
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLíTICA

4 de octubre de 2018

Otro juicio oral para Cristina, esta vez junto a sus hijos Máximo y Florencia

Es por presunto lavado de dinero a través de la empresa hotelera familiar, Los Sauces. Cristóbal López y Báez, también al banquillo

En un nuevo revés judicial, la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kirchner y sus dos hijos, Máximo y Florencia Kirchner, afrontarán un juicio bajo la acusación de encabezar una “asociación ilícita” que ejecutó un esquema de lavado de activos de origen ilegal a través de negocios inmobiliarios.

La elevación a juicio fue hecha por el juez Julián Ercolini, que investigó el alquiler de complejos habitacionales de la familia Kirchner -en este caso de Los Sauces- a los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez, ambos bajo arresto, y beneficiados con la obra pública durante las dos administraciones de Cristina.

Según la acusación, la ex presidenta lideró entre enero de 2009 y marzo de 2016 una asociación ilegal que ejecutó “un esquema de reciclaje de fondos de origen ilícito a través de Los Sauces S.A.”, la empresa hotelera familiar.

La acusación sostiene que de esa manera “se logró legitimar una porción de dinero de procedencia ilegítima que era canalizado por empresas del grupo Báez y del grupo Indalo (de Cristóbal López) a través de la actividad inmobiliaria y hotelera”.

En total otras 18 personas serán juzgadas junto con los Kirchner, según el pedido de elevación a juicio que se divulgó ayer.

Próximamente se debe sortear el tribunal que los juzgará aunque el juicio aún no tiene fecha. Se estima que se iniciará el año próximo, año de elecciones.

Según el juez, Cristina junto con su fallecido marido y ex presidente Néstor Kirchner y sus hijos, habrían utilizado Los Sauces como “un mecanismo de reciclaje de fondos ilícitos” que provenían en el caso de las empresas de Báez de la defraudación al Estado a través de la asignación irregular de obra pública vial.

En el caso del dinero de las empresas de López y De Sousa la ex presidenta “se valió del esquema de lavado de activos” conformado a través de Los Sauces para “la aceptación disimulada de las dádivas” que previamente le habrían ofrecido esos empresarios como consecuencia de los distintos contratos y beneficios impositivos otorgados a sus empresas.

La ex jefa de Estado y sus hijos niegan todos los cargos e insisten que son motivo de una persecución judicial orquestada por el gobierno de Mauricio Macri. Cristina ya tiene a la vista un proceso oral que comenzará en febrero de 2019, derivado de otra causa, en el que afrontará la acusación de administración fraudulenta por la venta del dólar futuro.

La senadora no puede ser detenida porque está protegida por fueros parlamentarios, al igual que su hijo, por ser diputado. Florencia, no.

El juez Claudio Bonadio ya ha solicitado al Senado el desafuero de Cristina para detenerla en el marco de la causa por encubrimiento del atentado a la AMIA. En cambio, en el caso de los “cuadernos de las coimas”, donde ya le dictó preventiva, espera que la Cámara federal confirme su fallo para pedirlo.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »