Empecemos a hablar de Isco como un crack mundial. Ahora mismo es el jugador más desequilibrante de España.

Sufrió España para sumar su primera victoria contra Irán. Un gol de rebote, el VAR echando un cable y pidiendo la hora. Pero al Mundial se va a pelear cada partido como si fuera la final. Objetivo cumplido. Cuatro puntos y líderes.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »