El presidente del club de Avellaneda entre 2011 y 2014 reveló: "Me dijo que había hecho un curso de oratoria y podía levantarles el ánimo a los chicos".

El ex presidente de Independiente, Javier Cantero, dijo que el ex juez federal Norberto Oyarbide intentó tener acceso al club con el objetivo de darle una charla a los jóvenes de inferiores para “darles ánimo”.

"Tuvimos dos o tres reuniones en las que, en un momento dado, me dijo que le interesaba ayudarnos y favorecernos, porque había hecho un curso de oratoria y podía levantarles el ánimo a los chicos", dijo Cantero a FM Milenum.

"Estaba interesado en los equipos de fútbol, me invitó a almorzar una vez. Me dijo que quería ayudar, que sabía que Independiente tenía problemas judiciales”, agregó.

Según el ex mandatario del “Rojo, recibió presiones del ex magistrado, quien envió a un secretario para amenazarlo con un llamado a indagatoria e incluso “para demostrarle poder” lo hizo hablar por teléfono con los sindicalistas Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.

"Un día envió a su secretario a decirme que había desperdiciado esos almuerzos, porque no le había dado cabida a lo que me estaba pidiendo, no le había facilitado el acceso al club", indicó Cantero.

"El secretario me dijo: “Te van a llamar a indagatoria, hay una triangulación de jugadores en el club”. Le dije: 'No tengo nada que esconder, que me llame a indagatoria. Eso sí, cuando salgo de indagatoria, llamo a conferencia de prensa y cuento todo lo que ustedes me hicieron'", detalló.

Las declaraciones se dan en medio del escándalo que envuelve al club tras la causa que investiga casos de abuso y corrupción de menores pertenecientes a las divisiones infantiles de Independiente.

Compartir

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »