Cristina Kirchner en la causa Vialidad

«Este tribunal es un verdadero pelotón de fusilamiento»

La vicepresidenta Cristina Kirchner emitió este martes sus últimas palabras en el marco del juicio por la Causa Vialidad, en donde volvió a apuntar contra los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola.

En su presentación frente al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°2, la exmandataria, que afronta un pedido de condena de 12 años de prisión, cuestionó todo el proceso de fiscales y jueces.

 

“Me equivoqué en lo de lawfare. Este tribunal es un verdadero pelotón de fusilamiento”, expresó, al considerar que Luciani y Mora se dedicaron en sus alegatos a “injuriar, agraviar, denostar y actuar no conforma derecho”.

 

“Fue increíble el desapego no solamente a las formas, sino al fondo de la cuestión, a los hechos. Durante 20 días inventaron hechos, ocultaron otros, tergiversaron y mintieron. Cuando luego en los alegatos de la defensa se demostró que todas y cada una de las acusaciones eran mentira”, aseguró.

En ese sentido, aseveró que cuando ella es la acusada “en Comodoro Py la figura de la asociación ilícita surge a gusto y paciere, siempre orientada hacia nuestro espacio político y hacia quien habla”, pero que cuando ella es víctima -como el caso del intento de magnicidio- esa figura “no existe”.

Además, cuestionó que se la acuse de defraudación contra la administración pública: “¿En serio creen que nuestros gobiernos cometieron un fraude en perjuicio de la administración pública? ¿Mi gobierno que entregó un país desendeudado? Sin embargo, quienes trajeron al FMI y 45 millones de dólares que no sabemos dónde están, no tienen ningún problema, están en Qatar mirando el mundial”.

Sobre la investigación, Cristina cuestionó el rol del “partido judicial”, ya que señaló que “esta suerte de pelotón de fusilamiento tiene como objeto desde el principio estigmatizar a un espacio político y fundamentalmente a quien tiene el mayor grado de representación de ese espacio”, en relación a ella.

“El partido judicial vino a remplazar al antiguo partido militar, para condicionar las posibilidades de expresión en democracia y estigmatizar y disciplinar a los dirigentes”, arremetió.

Por otro lado, volvió a recordar que según ella “la sentencia estaba escrita” desde el comienzo del juicio, pero que “nunca pensé que iba a estar tan mal escrito, tan mal acusada por la fiscalía, porque fueron tres años en los que nada de lo que dijeron pudieron probarlo”.

 

“Estoy segura que esta causa va a ser estudiada en el futuro como un ejemplo absoluto de cómo funcionaban las instituciones en la República Argentina en este periodo tan nefasto en que los juzgados se convirtieron en partidos políticos”, resaltó.

 

Cristina también apuntó contra la oposición, especialmente sobre la diputada María Eugenia Vidal, ante las acusaciones de enriquecimiento ilícito durante su mandato.

“Siempre viví en el mismo lugar. Tal vez otra dirigente muy importante de la oposición, vecina del barrio (de Recoleta) en un lugar más selecto, compró un departamento a mitad de precio, que además se lo vendió la hija de su contador, que lo había comprado un año antes y la plata se la había prestado su contador. Pero la chorra soy yo”, criticó.

Y agregó: “El 10 de diciembre de 2015 tenía exactamente los mismos bienes que habían sido analizados en tres causas judiciales por tres jueces diferentes. Uno de ellos Ercolini, el instructor de esta causa. En los tres casos fue sobreseída”.

“Premonitoriamente anuncie cual va a ser la sentencia. Otros van a tener que responder por todo lo que se hizo en esta etapa. La historia también los va a condenar”, finalizó la vicepresidenta en sus últimas palabras antes de conocer el veredicto final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.